Lunes 18 de Noviembre 2019

JUDAS

Por: Jose Maria Marquez Vigil 10-06-2018

No es habitual que en campañas políticas se cite a los apóstoles. Pero Maillo fue contundente durante la moción de censura al calificar a Sánchez como “el Judas de la política española”. ¿Y lo es? Poco después Aitor Esteban convertía al PNV en otro Judas, al votar contra Rajoy tras haber apoyado sus presupuestos generales. Y el propio Rajoy, que podía haber negociado la continuación en el poder de su partido si hubiera dimitido, prefiere ceder el poder a Sánchez, al que había llamado “Ruiz” hace un par de años, y dimite tras la moción, cuando su gesto, como el ahorcamiento de Judas, no vale ya para nada… También había obsequiado a Sánchez con ese “beso de Judas” la andaluza Susana Díaz hace un par de años, y desde la izquierda, sintiéndose ahora traicionados al escuchar los nombres del nuevo Consejo de Ministras y Ministros, nuevamente tildan de Judas a Sánchez los que le auparon al poder hace unos días.

Es por todos conocida la historia de Judas, uno de los discípulos de Jesús, del que el Maestro dijo aquello de: “¡Más le valdría no haber nacido!”. Pero hay varias versiones de su muerte… Inicialmente se le tenía por ahorcado tras haber devuelto a los sacerdotes las treinta monedas de plata. Los Hechos de los apóstoles dan otra versión diferente a la de San Mateo “Adquirió un campo con el pago de su iniquidad, y cayendo de cabeza, se reventó por en medio, y todas sus entrañas se derramaron”. Parece difícil a primera vista que un ahorcado caiga de cabeza (que es precisamente lo que sujeta la soga), pero ambos coinciden en la compra del llamado Campo del Alfarero, o también llamado Campo de Sangre, en el que los gnósticos creían que Judas había vivido muchos años…

Encontrado muy recientemente (a finales del siglo XX), hay también un evangelio de Judas (probablemente el último de los evangelios apócrifos). Tras un ir y venir entre diferentes coleccionistas por no llegar a un acuerdo con el precio a pagar, acabó echándose a perder en EEUU por la humedad (resulta en cierto sentido cómico que el evangelio de Judas se eche a perder por la codicia del que lo halló y los coleccionistas que lo pretendían). Como es previsible, en este evangelio es Judas el bueno de la película, un actor necesario para que el Espíritu de Jesús pudiera librarse de su cuerpo, al que su propio Maestro le había ordenado que le entregara. ¿Estará siendo Sánchez el Judas del PP para mayor gloria de éstos una vez que se elija sucesor? ¿Habrá seguido órdenes directas de Rajoy? Esto último parece bastante improbable, pero lo que no me cabe duda es que, se alíe con quien se alíe, con la izquierda o la derecha, Sánchez podría acabar también reventándose la cabeza contra su electorado a no ser que publique su propio evangelio en el que se presente como líder del centro derecha (porque por la izquierda se avecina temporal con sus aliados indepes…).

 

En esta comparativa entre Judas y los políticos no podemos olvidar aquella cita del Evangelio de San Juan, cuando Judas propone dar a los pobres el perfume con el que era ungido su Maestro: “dijo esto, no porque se preocupara por los pobres, sino porque era un ladrón, y como tenía la bolsa del dinero, sustraía de lo que se echaba en ella”. Mala cosa cuando nuestros políticos, de derechas, de izquierdas, independentistas o no, del Este o del Sur, entran en contacto con “la bolsa del dinero”… Como dice el refrán español, “más hormigón, más comisión”, aunque hay que reconocer que lo del perfume resulta más poético que el hormigón… Y a falta de “Campo de Sangre”, siempre tendremos Soto del Real para que la cena de empresa de este año en Navidad la celebren juntos “los Judas” del PP y el PSOE, junto a alguno de sus amigos los indepes, todos comiéndose a besos… ¡de Judas!

Comparte este artículo:

enviar email
Login de usuarios