Viernes 22 de Noviembre 2019

SUMAS Y RESTAS POR LA INDEPENDENCIA

Por: Jose Maria Marquez Vigil 09-10-2017

“La Menchu”, mi profesora de matemáticas en el cole q.e.p.d., nos hablaba de la “divisibilidad”. Recuerdo que comenzaba la clase diciéndonos que tiene cinco "ies", y que sin la "i" nunca se hubiera podido escribir esta palabra...

El problema catalán es también un problema de divisibilidad... “Divide y vencerás” decían los emperadores romanos y los imperialistas británicos... Por supuesto que la división del territorio nos debilita a todos, y tengo que dar la razón a la Menchu ya que sin la 'i' no se podría escribir este momento histórico... “I" de "ineptitud e imbecilidad" para empezar... Pero también de "indignados e insatisfechos" y de "insolidaridad". Y sobre todo de "inoportunidad" y de "impuestos"…

Porque al fin y al cabo, se trata tan solo de un problema de matemáticas...

Mas y sus compinches veían desde hace tiempo que se acercaba su momento. Y con las últimas elecciones vieron las cuentas claras... El PSOE estaba roto y sin líder, y finalmente lo lideró el que había llamado corrupto al Presidente del Gobierno, el cual le había respondido con ese famoso "Ruiz". Estos dos no parecían llamados a entenderse...

Por otro lado, los indignados e insatisfechos podemitas tenían una gran deuda de votos con los "indepes", hasta tal punto que se verían obligados a olvidar la palabra solidaridad que en teoría deberían defender según su programa cuándo se trata de regiones ricas que abandonan a las más pobres. Los de Rivera iban a hacer mucho ruido pero con pocos apoyos, y el PNV podría jugar también una base importante a favor de estos indepes. Todo suma y las cuentas estaban claras... Tan solo cambiar de nombre para olvidar el pasado, distanciarse de los Pujol y de Mas, y poner en marcha un plan de victimismo que les entronaría como nuevos reyes de taifas.

Pero las matemáticas se han vuelto en su contra cuando sus sumas se han convertido en restas. Los indepes están generando un renovado cariño en otros territorios hacia esa bandera rojigualda que tanto habíamos menospreciado los unos y los otros, y la solidaridad fiscal parece que va a llegar por otra vía. La Caixa y el Sabadell van a tributar ahora en Valencia y Alicante respectivamente, y nuevas oleadas de empresas refugiadas van llegando al territorio español con nombres como Gas Natural, Agbar, etc. Al final vamos a agradecer en el resto del Estado Español la marcha de una Cataluña capitidisminuida que finalmente va a aportar a las arcas públicas en vez de restar… Todo sea que no cambien ahora el “votarem” de votar por el “voltarem” de volver porque todo esto no tiene mucha pinta de tener vuelta atrás.

 

Comparte este artículo:

enviar email
Login de usuarios