Domingo 17 de Noviembre 2019

VERGÜENZA

Por: Jose Maria Marquez Vigil 27-11-2016

Escribo esta columna junto a la capilla de las Misioneras Salesianas en Gumbo, Sur Sudán. Estas paredes pueden dar testimonio de sus sentidas oraciones, su dedicación, su incansable compromiso en favor de los más necesitados del planeta...

Ayer tuve la oportunidad de visitar el campo de desplazados UN Camp con 50.000 desplazados huidos de la guerra, mayoritariamente Nuer, que carecen en este campo de alimentos suficientes, higiene, educación, cuidado sanitario y tantas otras necesidades tan básicas que ni nos planteamos en nuestro propio peldaño de la pirámide de necesidades a años luz de este otro. Las Misioneras DMI procuran educación, alimentos, Paz y Reconciliación, y sobre todo alegría, cariño y esperanza a cientos de madres y millares de chavales.

Por supuesto que no puedo sentir más que amor y admiración cuando pienso en todas ellas y en su trabajo. Siento cariño, agradecimiento, y una cierta dosis de sana envidia por su paz interior y su santidad. Las Salesianas están entregando en este mismo momento algo más de 100 diplomas a los niños que han terminado preescolar pasando a primaria, un título básico ( enseñanza general básica la llamábamos en mis tiempos) pero que no está al alcance de todos en el país más joven de la Tierra y uno de los menos desarrollados, en el que tan solo saben leer y escribir uno de cada cuatro habitantes. Me imagino los diplomas cumlaude que van a recibir ellas el día que se gradúen definitivamente en su encuentro final con el Padre... Lo dicho: amor, cariño, agradecimiento, y sobre todo, mucha admiración.

Pero hace un par de días, en la Diócesis de Arua, en el Norte de Uganda, la palabra más repetida al hablar de la Iglesia no era precisamente "admiración". "Shame", " Vergüenza", repetían unos y otros...

La misa diaria se celebraba con más de un centenar de fieles rodeados por casi una decena de soldados armados hasta los dientes. Lo más sorprendente de todo es que la policía estaba allí para defender a los cristianos... ¡Para defenderlos de la Curia local!

El antiguo Obispo Frederick Drandua se retiró, enfermo, y aunque lamentablemente se filtraran varios nombres en la prensa local, la jerarquía eclesiástica decidió nombrar otro representante en esta Diócesis, Sabino Odoki, originario de Pakwach, una localidad que se encuentra tan solo a un centenar de kilómetros al sur de Arua.

La Curia local que tantas veces había conminado a sus fieles a darse la paz y que tantas veces les había sermoneado perdonándoles a regañadientes sus muchos pecados... ¿cómo era eso de la paja en el ojo ajeno y la viga en el propio? Incendiaron la estructura de madera en la que los fieles se recogían para asistir a la Santa Misa. Millares de cristianos se quedaron sin su templo, el lugar en el que se celebraba la misa diaria en Arua,  ciudad episcopal. Vamos, ¡como si unos sacerdotes madrileños decidieran incendiar la Almudena tras la elección de un obispo que no fuera castizo! Su presencia, apoyada por sus propios fieles, instigaba a los cristianos a alejarse de la Iglesia como unos violentos piquetes informativos pudieran hacer con los esquiroles. Guerra de clanes en la Curia local mientras sus fieles atónitos repiten una y otra vez esa palabra, "vergüenza", unas veces más enfadados y otras con más benevolencia...

La Conferencia Episcopal, la Nunciatura, diferentes  Obispos individualmente y representantes de diferentes congregaciones han visitado la diócesis. La respuesta de nuestra Iglesia, como siempre, tranquila, tal vez demasiado... Un par de sacerdotes suspendidos y el resto sin consecuencias. Mientras tanto la Policía sigue acudiendo a la misa diaria y si no fuera por la cara de cachondeo con la que llegan, podríamos tener al menos la esperanza de ganar algún adepto entre sus integrantes.

No sé vosotros, pero yo a veces rezo para que no vea esto el que todo lo ve... Aunque el que todo lo sabe también conoce nuestras miserias y las de estos diocesanos africanos... Aquí sigo rodeándome de religiosas que, en África, trabajan mucho mejor!

Comparte este artículo:

enviar email
Login de usuarios