Miércoles 23 de Octubre 2019

¡Hijo de antiabortista!

Por: Jose Maria Marquez Vigil 18-12-2015

En mis tiempos los insultos

eran muy diferentes, como también, qué duda cabe, eran diferentes los valores que defendíamos abiertamente. Muchas cosas han mejorado, pero otras…

Estamos en una Sociedad en la que prima la decisión fácil, la que nos mantiene en nuestra área de confort… Y como todo vale, ¿para qué tener un “mal rollo”? Pues como decía aquella Ministra tan jovencita que venía del mundo del Flamenco: “Abortar es como ponerse tetas”. ¡Ni más ni menos! La Aido soltaba también otras perlas como que “Un feto es un ser vivo, pero no podemos hablar de ser humano”. ¿Una planta quizá? Nos habría venido mejor si la susodicha hubiera seguido con el cante, antes que seguir con estas “cantadas”…

Pero vamos a olvidarnos del pasado, y a recordar a nuestros políticos actuales que se enfrentan en las urnas dentro de unos días…

Esta semana asistimos a un debate que muchos califican como el más caliente de nuestra democracia. Hay quien dice que Sánchez perdió las formas al faltar a Rajoy, y en parte es verdad, pero… ¿Qué fue lo que más le molestó a Rajoy? Sánchez le recordó el “sms” de Bárcenas (“Luis, sé fuerte”), haciéndole cómplice por tanto de una gran estafa. También le responsabilizó de la reducción de la hucha de las pensiones, acusándole así de mal gestor, causante de nuestra ruina… Y también le llamó “plasma”… Todo ello le contrarió a Rajoy, pero no tenía argumentos creíbles con los que enfrentarse. Lo que realmente le sacó de sus estribos fue que, de un modo u otro, le llamaran “antiabortista”. “Repítame eso” le dijo una y otra vez. ¡¡¡Eso sí que es inaceptable para un político que aspira a ganar las elecciones!!! Rajoy ya se había encargado de “dimitir” a Gallardón cuando éste cometió la desfachatez de intentar ser “antiabortista”. ¡Qué vergüenza! Con lo fácil que es quitarse de en medio a unos cuantos cientos de miles de fetos, que según la insigne Profesora Aido ni si quiera son seres humanos… ¡Con la de votos que da proteger el aborto, que al fin y al cabo es como ponerse tetas!

Revisando los programas de los principales Partidos Políticos (no hablo ya de 2 ni de 4, ¡sino de los 7 principales!), ninguno se enfrenta a este “derecho” ya adquirido. Adquirido por la Sociedad de Confort, que no por el verdadero dueño de ese derecho, el feto que “no es ni un ser humano”, que no es aún niño, al que se le ha quitado el derecho a la vida…

El 99 o 100% de los escaños elegidos en el Congreso y en esa otra cosa que nadie sabe que es y a la que llaman Senado, apoyarán políticas abortistas. Unos querrán mantener las actuales y los otros querrán ampliarlas. Lo que no me creo es que el 99 o 100% de los ciudadanos queramos lo mismo que los que nos van a representar.

 

Los Políticos no se atreverían a calificarse como antiabortistas (“¿Qué me ha llamado?”, continuaba preguntando Rajoy a Sánchez ante tamaña infamia…). Pero lo que está claro es que todos, absolutamente TODOS, somos “hijos de antiabortistas” (al menos durante unos 9 meses de la vida de nuestras madres…). Ese sí sería un buen referéndum para incluir en el Programa Político de uno de los grandes partidos. Yo votaría al que incluyera ese derecho, el derecho al referéndum, para darnos al menos una oportunidad a los que consideramos que matar al indefenso es mucho peor aún que el engaño o la mala gestión… Pero los políticos siguen cayendo por corruptos, o… ¡Por antiabortistas! Qué pena de Mundo vamos a dejar a nuestros hijos, esos “hijos de antiabortistas”…

Comparte este artículo:

enviar email
Login de usuarios