Viernes 22 de Noviembre 2019

La moderna familia

Por: Alfonso Carcasona 11-11-2013

Hace unos días fui a ver esta amable comedia en el cine.

Es una película que, con la excusa de un partido de fútbol y una boda, trata de recrear lo que es hoy una familia española, recordando la entrañable película de “La gran familia” con los Pepe Isbert, Alberto Closas y Amparo Soler Leal.

50 años separan ambas películas, tiempo en el que podemos observar cómo ha evolucionado la sociedad española. De la familia numerosa, con padre, madre, abuelo -que vive en casa, con su peso específico- y muchos hijos, pasamos a las familias de padres divorciados, donde los abuelos no dejan de ser un engendro molesto y los hijos son, cuando menos, diversos (y divorciados también). Donde las dos hermanas están enamoradas del novio, y éste no se termina de aclarar, a pesar de que sale con una de ellas desde el parvulario. Donde la madre del novio no aparece en la película a pesar del amor que se tienen, ya que abandonó al padre por ser éste impotente (a pesar de lo cual le dio cinco hijos de padres diferentes). En definitiva, un lío impresionante, teñido del cariño que, a pesar de todo, se tienen los personajes. 

En un momento determinado de la película de 2013, el padre está a punto de morir, y uno de los hijos está rezando el padrenuestro. Entra en la habitación uno de los hermanos, quien se sorprende de que se sepa la oración. No se la sabía, pero la había buscado en un smartphone y la estaba repitiendo. Curioso guiño a las nuevas formas de evangelización. Vivimos en una sociedad ya no solo laica, sino inculta. Lo interesante es ser ateo. Si llegas virgen al matrimonio (como en la película) eres un friki, del que se ríe hasta el apuntador. Si te acuerdas de Dios, has de recurrir a wikipedia para ver cómo se le reza. Da igual la oración, da igual el dios al que se rece. Y solo lo hacemos en caso de extrema necesidad, como si fuese un brujo que pueda hacer milagros a nuestra conveniencia.

La gran familia y la moderna familia son dos descripciones de dos sociedades que distan solo 50 años. ¿Que nos depararán los próximos 50?

 

 

 

Comparte este artículo:

enviar email
Login de usuarios