Sábado 16 de Diciembre 2017

La CONFER también se indigna

Por: J. Lorenzo 26-11-2012

Puede que se vayan haciendo mayores y que cada vez sean menos,

 pero lo que no pueden –ni quieren– es hacer oídos sordos a esa llamada que les viene desde lo hondo, que surge de un espiritualidad encarnada que bebe directamente del Evangelio y que, cuando se trata de elegir, la opción es clara: los que están en los márgenes de la sociedad y “que para Jesús son el centro”.

Lo acaban de reafirmar los superiores y superioras mayores reunidos en la Asamblea General de CONFER. Ya en el discurso de apertura de su presidente, Elías Royón, hubo palabras claras y contundentes sobre la situación de crisis que se vive en España. Pues bien, esas mismas palabras, desgajadas en forma de comunicado, fueron aprobadas en la jornada de clausura para hacérselas llegar no solo a la sociedad entera (que solo sabe de ellos y ellas cuando hay un escándalo de por medio), sino al propio Gobierno, con especial dedicatoria al ministro de Economía, Luis de Guindos, a quien le respondieron, tras unas declaraciones suyas, que “no podemos creer que la palabra 'no hay alternativas' sea la ultima palabra de nuestro momento presente como si fuese ya el fin de la historia”, en alusión a la presunta inevitabilidad de la dura política de ajustes y recortes del Gobierno del PP. Aun siendo un “pellizco de monja” en comparación con la munición dialéctica que cargan en este país quienes transitan los andurriales de la cosa pública, ha resultado una andanada atronadora en comparación con lo que una situación critica para millones de personas, donde se ha perdido el pudor a la hora de pedir sacrificios siempre a los mismos, viene suscitando en otros estamentos eclesiales.

Pero no es la primera vez que los religiosos alzan la voz contra los abusos de la política, con este u otros gobiernos. Una libertad evangélica que no sabe de componendas bajo cuerda y que les ha generado, incluso, criticas cuando no recelos con la jerarquía eclesial. Precisamente para restañar heridas se ultima estos días en la plenaria de la CEE un documento sobre las relaciones mutuas, a veces marcadas por una tensión en las formas de comunicarse entre ambas instancias, porque de lo que no cabe duda es de que la Vida Religiosa sigue en plena comunión con el Evangelio y mostrando una forma de ser Iglesia que es reconocida y respetada incluso por los anticlericales.

Comparte este artículo:

enviar email
Login de usuarios