Miércoles 21 de Noviembre 2018

EL PARTO

Por: Santos Urias 27-12-2017

 

Me duele la carne. Mi carne rota y embarrada. La carne del amigo borracho en soledad y en su camada. La carne silenciada por el dolor y la culpa. La carne del barrendero de sueños, carne desgarrada. Esa carne sonrosada del niño recién nacido. La carne que se roza, que apetece. La carne del huido, carne consumida, la que duerme. La carne danzarina esa que canta. Carne de cañón, carne que viaja. La carne entre los libros y las notas. La carne imbécil, fugaz o abotargada. Una carne fiel y descendente. Carne curtida por el tiempo, gastada. La carne transgresora, insuficiente. Carne hecha de cuentos y de nanas. Tengo carne en los huesos y en las uñas. La carne del espejo reflejada. 

Me duele la carne. Cada gramo de piel es una llaga. Entender el dolor es despertar. Amanecer es carne derramada. La carne se ha hecho carne en un rincón. Carne de Dios en carne humana. Mis lágrimas son carne por amor. Una moneda al aire: carne o nada. 

Me duele la carne, mi pecado. Me duele la carne, la esperanza. Grito en un parto encarnecido. Nacer nunca es fácil carne y alma. Carne de silencios y hospitales. Un verbo encarnado: la Palabra.

 
Ver más

¡LA CAÑA DE ESPAÑA!

Por: Jose Maria Marquez Vigil 18-12-2017

 

Con gran alegría leemos este último mes la prensa española varios artículos sobre la situación de los refugiados sursudaneses en Bidi Bidi, el campo de refugiados más grande del mundo. No van a cambiar mucho las cosas para las casi 300.000 almas que ahí malviven, pero nos da esperanzas, al menos, el hecho de que se hable de su situación en un campo relativamente nuevo, huyendo de otra guerra también en cierto sentido nueva, en el país, con permiso de Puigdemont, más nuevo del mundo (Sur Sudán se independizó de Sudán en 2011).

Pero, y siempre hay un pero… ¡Qué oportunidad perdida para sacar la marca “España” en un periódico español! Y España, el país en el que su capital da la bienvenida a los refugiados en una pancarta sobre el edificio de correos, ¿qué tiene que ver en todo esto?

Por las noches hay bastante tranquilidad en el Campo. Nuer y Dinka, los clanes enfrentados, están separados y no suelen haber muchos conflictos. Pero a veces se oyen gritos… ¡Gritos y carcajadas! Pablo y Almu, voluntarios de la ONG Africa Directo, han organizado “el día del espectador”, y montan al atardecer “el Cine más importante del mundo”: https://africadirecto.org/cine-mas-importante-del-mundo-esta-uganda/ (Revista Fotogramas, Noviembre 2017).

¿Y es esa la necesidad más importante en un Campo de refugiados? Por supuesto que el ocio también es importante, sobre todo cuando hay tantas heridas que cicatrizar… Pero lo primero es lo primero, y África Directo empezó hace ya un año a construir cerca de quinientas letrinas (muchos de los usuarios de dichas letrinas son personas con discapacidad), para numerosas familias de varios poblados creados en la zona 4 del Campo. Otro programa iniciado en Bidi Bidi es el de Microcréditos para estimular la economía local mediante el emprendimiento de las mujeres de esta zona 4 (ellas compran alimentos o telas, y las venden en el campo, lo que les permite ir devolviendo sus microcréditos).

El proyecto más ambicioso sigue siendo, por supuesto, llenar los estómagos de miles de refugiados, y a ser posible también sus carteras, de un modo sostenible. Frente a las cartillas de racionamiento que les proporcionan nutrientes básicos, preferimos dar “la caña”, ayudarles a que ellos mismos se procuren el alimento necesario por medio de un programa agrícola que ya ha empezado a dar sus primeros frutos.

El Gobierno Ugandés ha accedido a que cada familia disponga de un acre de terreno, y Africa Directo proporciona la formación, semillas, herramientas, etc., en definitiva la caña…

A finales de Septiembre organizamos un campeonato de golf en el Campo de la Ciudad Financiera del Banco Santander. Gracias a numerosos patrocinadores (A&G, Abadía San Quirce, Adecco, AZ Valor, Cardiva, CIE Automotive, Deutsche Bank, EY, Endesa, Future Broadband SL, Gestamp, Gonvarri, Porsche, PWC, Talgo, y Telefónica, así como el propio Santander SGCB, y otros colaboradores como Air Europa, y Catering Mallorca) obtuvimos cerca de 50.000 euros con los que estamos poniendo en marcha un proyecto que es… ¡La Caña de España!, para que cerca de 3.000 personas puedan alimentarse y ahorrar gracias a las cosechas que obtengan. La primera prueba fue la siembra de girasoles y sésamo que está a punto de ser cosechada y que será vendida durante este mes, o transformada localmente en aceite vegetal, un “commodity” importante en el Campo. Y en breve tendremos nuevas siembras gracias a miles de familias que creen en el proyecto, a numerosos donantes de Africa Directo que saben que el 100% llega (Africa Directo se compromete a enviar a Africa la totalidad de los fondos obtenidos), y por su puesto gracias a los voluntarios y religiosos con los que trabajamos sobre el terreno.

Pese a los estragos de la guerra, estas familias se reúnen y realojan para buscar un futuro diferente. Gracias a su trabajo y su ilusionante acogida de estos proyectos, podemos soñar juntos un mañana mejor, lejos del conflicto. Más información: www.africadirecto.org 

 
Ver más

ANUNCIACIONES

Por: Dolores Aleixandre 16-12-2017

 

Como de niña aprendí la geografía con la ayuda de mapas de cartón, lo de Google Maps me parece un invento mágico y le he cogido gusto a lo de irme acercando a los lugares a golpe de click. Se lo  aplico también a la escena de la Anunciación a María y me asombro de lo bien que encaja con la manera de contarlo del evangelio porque el texto va avanzado también por impulsos/ golpes de click. Empieza por un plano general y lejanísimo en el tiempo:   « Al sexto mes…»...  (Vaya manera rara de datar un acontecimiento, piensas,   a quién le importa cuándo salía de cuentas Isabel, por muy Priest's wife que  fuera). Otro click: «fue enviado por Dios el ángel Gabriel…» (Qué error recurrir a intermediarios - sigues pensando-   con lo que lían tantas veces los recados  las personas interpuestas...); «a una virgen...» (“será porque usted quiere, señorita”,  decían antes en plan cortesía   si te presentabas como soltera...); «desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David» (otro error: lo que le va a costar después a Jesús deshacer el malentendido de la realeza…). “Y le dijo el ángel: ¡Alégrate llena de gracia!”  (¿Realmente era eso lo más importante que tenía Dios que decir en el momento  trascendental de la Encarnación?  ¿No se esperaría  algo más enérgico, más tipo 155  en plan “Convertíos”, “Obedecedme”“Cumplid mis constituciones y leyes”?  ¿A santo de qué darle tanta importancia a la autoestima de aquella  chica, si ella ya tenía el master de doble titulación bilingüe  “Fullofgrace  & Buenapersona”  concedido por  el vecindario de Nazaret?).  “No temas, María, has encontrado gracia ante Dios…” Más de lo mismo: ni un imperativo, ni una orden, ni una amenaza tipo secretodefátima…,   en fin, lo que se esperaría de un Dios más homologado con nuestro imaginario. Y en vez de eso:  “concebirás y darás a luz un hijo…” 

Más de veinte siglos de cristianismo y aún extrañados de que el globito rojo y parpadeante del  “Aquí, aquí está Dios”, coincida con la alegría, la gracia, la noticia de que “le caemos bien”, la invitación a que acojamos a su Hijo en el seno de nuestra vida, porque es así como nos ensanchamos y nos desplegamos  y nos volvemos  fecundos.

Más de veinte siglos de predicación y catequesis contando la parábola del tesoro escondido y poniendo el acento en que aquel hombre renunció a todo y lo vendió todo para comprar el campo,  y pasando por alto lo más importante: si vendió todo lo demás, fue  precisamente por la ALEGRÍA que le daba lo que había encontrado. 

Menos mal que ha llegado un Papa que usa Gaudium y Laetitia  en los títulos de sus  primeros documentos. Menos mal que alguien nos invita a recordar que en la otra anunciación, la de los pastores de Belén en aquella bendita noche, el anuncio fue:

¡ALEGRAOS!


Ver más

AGARRAR POR LA NARIZ

Por: Dolores Aleixandre 01-12-2017

 

Leo este consejo de Macario el Grande, un Padre copto del s.IV, a un discípulo atormentado por la turbulencia de sus pensamientos: “Ata la cuerda de tu barca al Nombre de nuestro Señor Jesucristo que es la piedra con poder sobre las olas diabólicas que combaten a los santos, (…) y Él agarrará al diablo por la nariz”.  Qué fuerza la de esta imagen pintoresca y qué ajena estaba yo al leerla de lo pronto que iba a necesitar recurrir a ella. Entro esa misma tarde en un cine para distraerme un poco de tantas aflicciones territoriales y elijo la película Verano de 1993, sin haber leído esta vez lo que dice el amigo Celada. Empieza y en cuanto veo que está en catalán con subtítulos, se instalan a mi lado Doña Hartura y Don Reactivo, cada cual con su matraca: “Justo lo que te faltaba – murmuran-, más de lo mismo cuando tú querías  desconectar…”  Gracias a Macario y a su consejo reacciono a tiempo: “Ya os podéis ir marchando”,  les conmino con determinación, “ni hablar de estropearme la película”. Se alejan farfullando y me sumerjo en ella sin prejuicios. 

Entro en el paisaje de una masía de La Garrotxa gerundense y me emociona la historia que cuenta la directora, Carla Simón que revive ese verano de su infancia y su experiencia de perder a su madre muerta por sida. Dejo que me llegue dentro lo que transmiten los ojos de Laia Artigas, una niña  prodigiosa.  Observo el juego de las miradas y trato de escuchar la música del lenguaje y unos diálogos que rezuman frescura y naturalidad.  Asisto al proceso de afectos que se recomponen,  sentimientos que afloran, relaciones que se van reajustando.   

Una película excelente, pienso al salir. Y qué remedio tan potente es éste de agarrar por la nariz prejuicios cerriles, generalizaciones absurdas, prevenciones sin fundamento,  recelos y  suspicacias que impiden que fluyan en nosotros la empatía,  la cordialidad,  la limpieza de corazón, la apertura a lo diferente. 

Qué consejos tan  sabios se daban ya en el siglo IV y qué bien nos vendría hacerles caso hoy.  

 
Ver más

Página 1 de 1, mostrando 4 registros de un total de 4, desde el 1, hasta el 4

<< anterior | | siguiente >>
Login de usuarios