Lunes 25 de Septiembre 2017

EL POETA

Por: Santos Urias 27-11-2014

Mi amigo Rafa es poeta.

No se lleva la poesía. El que hace rimas es adicto. Algo viaja en su mirada. Ve cosas que otros no ven. Detrás de un pequeño gesto, de un objeto miserable o de un grandioso espectáculo, se asoma el verso. Y cuando se asoma, es como un gramo de locura que corre por tu sangre. Todo lo transforma, todo lo transciende. Una vida corriente, un tipo normal, un trabajo rutinario, pero un lenguaje nuevo, un brillo que ilumina.

El otro día subió a nuestro escenario. Su voz pegajosa fue humedeciendo el ambiente:

Vi esqueletos, iluminados y vanagloria.

Vi tanto,

Que me arranqué los ojos.

Ahora busco una Luz

Que hasta los ciegos puedan ver.

No hay ruta.

No existe ningún camino.

Sólo peregrinos ciegos,

Rodeados de una Luz eterna,

Que han aprendido a ignorar.

 

Todavía resuenan los ecos del poeta. El silencio, el estremecimiento, la locura. Podría escribir tantas cosas esta noche. Pero también necesito escuchar, cerrar los ojos, darme cuenta. Y hoy, subidos a los versos de Rafa, hemos viajado sin billete.

Divina poesía que viene a asaltar nuestros discursos y nuestras razones para vestirlas de payaso o de duende. Aun con rimas asonantes…

 

Ver más

¿MURO O PUENTE?

Por: Santos Urias 10-11-2014

Veía este fin de semana las celebraciones por la caída del muro de Berlín,

todo un símbolo de lo que son las heridas, los fundamentalismos ideológicos, ventanas tapiadas, familias divididas, décadas de lágrimas… Me traía a la cabeza esas dinámicas que trabajamos en la adolescencia: muro o puente. Una vida cerrada en ti mismo, en tus intereses, en tus sentimientos; o una vida abierta a la interacción, al diálogo, al enriquecimiento mutuo, a la escucha. Dos formas de construir y de construirse. 

Los tiempos de bonanza son tiempos buenos para que el enriquecimiento, la estabilidad, el equilibrio ayuden a tender puentes, a hacer crecer al conjunto. Pero también se pueden convertir en tiempos de egoísmo donde uno busca sólo su propio interés, a vacas gordas tripas llenas.

Los tiempos de crisis pueden ser tiempos buenos para crecer, para purificar intenciones, profundizar en la solidaridad, en la verdadera dignidad humana. Pero también pueden ser tiempos para aferrarse a los instintos más primarios, cerrarse en lo que yo necesito, ser poco autocríticos, generar muros: a un  lado los buenos a otro los malos.

Sobre ese muro de Berlín, veíamos a personas que hicieron posible una reconciliación, entre Alemanias, entre  Europas, entre Mundos: fueron muchos ladrillos con nombres y apellidos,  los que tuvieron que caer, que romperse, para construir algo nuevo. Es importante no olvidar.

Puentes sobre las aceras, sobre los ríos, sobre las fronteras, sobre los corazones.

Veía a Peter Gabriel este día cantando, fundador del grupo Génesis y creador del sello Real World, encargado de producir grupos y cantantes de toda la geografía y de los festivales World of Music (Womad), músicas del mundo y sueños de transformación a través del arte. Me sigo conmoviendo. Una banda sonora para un mundo que no necesita de plañideras y agoreros, sino que grita en busca de profetas, de constructores de puentes, Héroes, como decía la canción que interpretó Peter Gabriel, aunque sólo sea por un día. 

Ver más

Robamos

Por: Jose Maria Marquez Vigil 07-11-2014

Si la primera persona plural del presente del verbo "poder"

 ha cogido tanto auge hoy en día ("Podemos"), ¿porqué no sacar un nuevo partido basado en un verbo que, sin lugar a dudas tiene en nuestro país muchísimo más posibilidades de hacerse realidad que el de "poder" o "conseguir"? Que ya sabemos que poder no puede nadie, pero "robar", lo que se dice "robar", ¡aquí dicen que intenta robar hasta el chaval que se hace pasar por político sin haber llegado a serlo! Pues ya están tardando en sacar esta nueva formación que podría llamarse "Robamos", ¿porqué no? Al menos no podríamos acusarles de falta de sinceridad. Por lo menos algún atenuante tendrán cuando les imputen y reconozcan que ya nos habían avisado y que eso es hacer política sin nocturnidad y alevosía...
El otro día pensaba que Robin Hood era idiota... ¿A quien se le ocurre quitar algo al rico y poderoso en lugar de al pobre y desvalido? En el PP o el PSOE no habria llegado muy lejos el amigo Robin de los bosques si no era capaz de comprender que el verdadero negocio estaba en recalificar esos mismos bosques, financiar la operación con mucho apalancamiento de alguna entidad financiera intervenida, y quedarse las comisiones como proveedor por un lado y las plusvalías como propietario por otro... 
Pensaba en todo esto e intentaba simplificarlo con un cuento para que se entienda mejor...
Erase una vez un niño rico y malcriado que tenía 50 balones de futbol desperdigados por su majestuoso jardín. A varias manzanas, debajo de un puente, vivía un niño huérfano y desvalido que se escapaba de su terrible realidad dando patadas a su único y ya viejo balón al que cuidaba como su vida misma, y al que abrazaba cada noche para que nadie se lo pudiera quitar cuando dormía a la intemperie.
¡Y ocurrió la tragedia! Uno de los 50 balones del niño rico cayó un día rodando por el jardín mientras su padre abría el portón con el mando para ir a trabajar montado en ese jaguar tan discretito en el que tal vez su esposa nunca había reparado cuando bajaba al garaje... Y el balón quedó destrozado al pillarlo un autobús de la EMT. El Sheriff de Nottingham, digo el alcalde, se asustó porque la poderosa familia rica podría querellarse contra la EMT y el Gobierno Municipal, así que tomó la decisión más sencilla y a la par acertada en esta forma tan nuestra de hacer política... Mandó una furgoneta repletita de maderos a quitarle el balón al niño pobre y desvalido, que nunca osaría quejarse ni por supuesto querellarse... Y se lo dio al niño rico para que pudiera seguir teniendo 50 balones desperdigados por su majestuoso jardín. Nunca nadie volvió a jugar con ese balón con el que el niño pobre jugaba cada día y abrazaba cada noche, ese balón que quedaría ahora olvidado en algún rincón del jardín. Pero el papá del niño y el Sheriff de Nottingham, digo el alcalde, comieron perdices, y mariscadas, y no se si fueron muy felices pero al menos firmaron un par de recalificaciones en las que construyeron aeropuertos fantasma y urbanizaciones desiertas que quedaron un día olvidadas en algún pueblo de España, como el viejo balón...
¡Que no es un cuento! ¡Que es como la vida misma! ¿O quién ha pagado la crisis de las Cajas? Se forraron unos que se embolsaron comisiones, que hicieron promociones innecesarias, y cuando las Cajas quebraron, toditas ellas, siguieron malversando los ya exiguos fondos restantes que tan solo se alimentaban ya con dinero público. Como a menudo dice a sus alumnos un profesor de economía al que conozco bien, al hablar de la ética empresarial... Los directivos de aquel banco americano que fue intervenido tras la crisis de las subprime, celebraron el rescate financiero organizando una cena de 3.000 usd el cubierto a cargo del Banco. Ya sé que frente a los millones que desaparecen en nuestra querida España, estos 3.000 dolares parecen "peanuts", como dicen los yankees... Pero este profesor suele acabar su intervención comentando: ¡3.000 dolares por barba! ¡Qué barbaridad! No me gasto yo eso en cenas con mi familia en todo un año... ¡Imagínense lo que habría encima de esa mesa por valor de 3.000 dólares! ¡¡Y debajo!!".
Lo más sorprendente es que muy poca gente ve el paralelismo con el cuento, y les aseguro que lo hay. Al igual que el niño pobre del cuento, son los desempleados, los sin papeles, los más empobrecidos y desvalidos los que se han quedado sin su balón. Dejando a un lado los malversadores y corruptos, fijándonos en gente que nos puede parecer mucho más cercana y por la que sentimos mucha más empatía... ¿Debería devolverse sus ahorros a los inversores que decidieron invertir su dinero en preferentes? A mi eso me parece muy justo si lo paga la Caja o si se pagara con una hipotética e irreal devolución de fondos del corrupto. Pero cuando la Caja sale a flote con fondos que provienen de una cesta que deja en la calle a esos desempleados y autónomos que perdieron el acceso al crédito y que a su vez excluye de la tarjeta sanitaria a los sin papeles, a mi entender son "vasos comunicantes", y no deja de ser la misma situación que el cuento del balón del niño pobre y desvalido.
A otro amigo que siempre aboga por la justicia del mercado se lo llevan los demonios cuando piensa en los políticos-banqueros que han creado el negocio perfecto. Si va bien, se forran. Pero si va mal, el agujero es tan monstruoso, que le rescatan siempre. Pero ya se sabe, si el crédito es pequeño, el deudor tiene un problema, pero cuando el crédito es muy grande, es el Banco el que tiene un problema...
Las Cajas no eran así, y hasta ahora habían sobrevivido cientos de años en manos de "banqueros-sociales", que no en las largas manos de los del grupo ese de "Robamos" al que no me gustaría votar, pero desgraciadamente me parece que no tenemos más opciones ya que siempre serán los vencedores.
Otra cosa ya para otra columna es saber realmente quienes son los verdaderos "vencedores"... Que aquí sale siempre la lista de Forbes de los que más tienen, pero si realmente nos creemos aquello de que "no es más feliz el que más tiene sino el que menos necesita", ¡a ver cuando vemos ese listado de los que menos necesitan! ¡Estoy seguro, completamente seguro, de que en esa otra lista nos vamos a encontrar muchísima más felicidad!
Ver más

COMPASION ECUMENICA

Por: Xabier Azcoitia 02-11-2014

Arroz, pétalos de flores,

un poquito de agua, música, girasoles elaborados por los pacientes de la Unidad de cuidados paliativos del centro san Camilo, abalorios de los que desconocemos su significado y que cuelgan de las baldas en las que se apoyan imágenes religiosas; todo ello ordenado ante una imagen a la que denominan Ganesha y que es representada en la figura de un elefante plateado.

 

Acogida que nace del convencimiento de que el que llega peregrinando es muy probable que traiga una buena noticia. Confianza en que lo que es importante para mi puede ser comprendido como importante para mí. Repercusión interior y reconocimiento del valor de la vida del otro. Acción en cuanto compromiso no solo de no abandono, sino de acompañamiento y creación de un camino común. La fiesta como espacio entre iguales que humaniza la vida de quienes en medio del sufrimiento rescatan el gozo como lo esencial de la vida.

 

Ante la amenaza de la soledad y el abandono, PRESENCIA AMOROSA. Llena de dolor y enfermedad. Plena de amor erotico de pareja, filial de familia y ágape de amistad.

Ante la amenaza del caos y de la desintegración, HOSPITALIDAD AMOROSA. Llena de apertura de quien cuenta lo que es de valor para el, de quien actúa desde el servicio fácil y sin complicaciones, de quien invita a los amigos de la ultima hora a su casa, a su habitación, de quien prepara cosas para acoger amorosamente y de quien lleva su corazón amoroso envuelto en un presente.

Ante la amenaza de la impasibilidad y de la crueldad, COMPASIÓN AMOROSA. Compasión que nace de poner no solo más corazón en las manos, sino que también en la mirada, en la escucha,  en las palabras, en el espíritu. Poner más corazón en el corazón.

 

¿Y todo esto a qué viene? ¿a qué responde? Ayer tarde, una familia de tradición hindú nos invitó a participar con ellos en la celebración del Diwali, el Año Nuevo. En el marco de la habitación de una Unidad de Cuidados Paliativos en el que el centro lo ocupaba el ENCUENTRO AMOROSO de un grupo de SANADORES HERIDOS, (paciente, esposa, familia, profesionales en represantación del equipo multidisciplinar), celebramos el GOZO de entrar en un año nuevo, en un espacio nuevo, en una vida nueva, en la que descubrimos que el AMOR es OIKUMENE, la casa común, la única casa común.

Ver más

Página 1 de 1, mostrando 4 registros de un total de 4, desde el 1, hasta el 4

<< anterior | | siguiente >>
Login de usuarios