Domingo 22 de Octubre 2017

Un papa y un ermitaño

Por: Juan María Laboa 01-09-2017

El Verano, habitualmente, trae pocas noticias y de la Iglesia menos. Un cardenal italiano anciano y, probablemente, aburrido ,se ha sacado de la manga la noticia de que Pablo VI había escrito una carta a Secretaría de Estado en la que decidía en qué momentos de enfermedad o desconexión mental debía darse al papa como incapaz. Ya se habló del tema en su tiempo aunque no se conocía la existencia del documento. Fue con motivo de la visita de Pablo VI a la ermita al que se había retirado Celestino V después de su abandono del pontificado en 1294. Hoy el último derecho canónico es más claro en sus disposiciones, pero en estos días el problema no está en la dimisión, situación habitual en nuestro mundo, sino en la situación en la que queda el dimitido. En realidad, en el mundo real, el dimitido se retira y vive una vida de acuerdo a su nuevo estado. Tenía un cargo, lo deja y lo sustituyen. Todo normal. Solo que el mundo clerical o, al menos, una parte del clero y algunos laicos que son más clericales que el clero, ha aprovechado la extraña situación en la que se situó Ratzinger al renunciar a la diócesis de Roma manteniendo su sotana blanca y retirándose a una casa en el centro del Vaticano, para convertirlo en un arma que ellos desearían arrojadiza. No hace falta saber teología para conocer que los cardenales elijen al obispo de Roma y que este tranquilamente dejó su puesto como lo hacen todos los obispos, aunque estos por obligación. No existe hoy papa y medio ni cuarto de papa y mitad, ni siquiera papa emérito sino obispo de Roma emérito. El actual obispo de Roma y, por consiguiente Papa es el papa Francisco.

Falta en nuestro mundo eclesial naturalidad y resulta necesario recomponer imágenes y actitudes inexactas y gastadas. En el cristianismo el obispo de Roma ocupa un puesto y tiene unas atribuciones especiales. Es el centro de comunión de la Iglesia. Lo decidió Cristo y resulta imprescindible en la vida eclesial. En cuanto tal, los creyentes le debemos respeto y seguimiento. Pero no es un dios menor y cuando decide retirarse se retira con todas las consecuencias. Hay que afear la conducta de tantos cristianos de pacotilla que en nuestros días, tras endiosar a los papas anteriores porque les gustaba hoy se atreven a enlodar a este papa porque les molestan sus palabras y actuaciones, tal vez porque recuerdan demasiado a las de Cristo.

 
Ver más

AÑADIDURAS

Por: Dolores Aleixandre 09-10-2017

Ver más

OKUPEMOS LA RADIO

Por: Dolores Aleixandre 17-10-2017

Ver más

SUMAS Y RESTAS POR LA INDEPENDENCIA

Por: Jose Maria Marquez Vigil 09-10-2017

Ver más

HARTO

Por: Santos Urias 25-09-2017

Ver más

Voluntariado voluntarista

Por: Alfonso Carcasona 19-09-2017

Ver más

Meten miedo

Por: J. Lorenzo 29-02-2016

De paso por España, una misionera
Ver más

Feliz Pascua

Por: Xabier Azcoitia 26-04-2015

Pascua quiere decir paso.
Ver más
Login de usuarios